sábado, 12 de septiembre de 2009

Soliamos...















Solía mirarte hasta quedarme dormida,
solía pensar que con eso alcanzaría.

Solías llamarme en madrugadas lejanas,
Solías besar mi voz en la distancia.

Solía escuchar tus versos en la ventana,
Solía despertar con tus manos mundanas.

Solías volver cada semana a mi piel,
Solías cantar cada mañana de miel.

Solía esperar entre risas tus platos,
Solía observar cada uno de tus rasgos.

Solías sacarme a bailar en la cocina,
solías pensar en mi cada rato de cada día.

Solía morir por un segundo en tus labios,
solía soñar que me hundía en tus brazos.

Solías mirarme con un brillo en los ojos,
solías dedicarme todos tus esbozos.

Solía caminar deprisa a tu puerta,
solía amar ese instante de espera.

Solías comerte las uñas del temor,
solías deberme una canción de amor.

Solía darte todo mi amor,
solía escuchar todo el día aquella canción.

Solías decir que llegaría el día,
solías amarme entre pesadillas.

Solía creer que todo cambiaría,
solía pensar que las horas bajarían.


Suelo soñar que vuelvo a tu cuarto,
Suelo escuchar aquella vieja canción.

Sueles gritar mi nombre entre sueños,
sueles escribir con desesperación.

Suelo llorar el recuerdo de tu alcoba,
suelo sentir en mi oído tu respiración.

Sueles tener segundos de claridad,
sueles creer que el tiempo no pasara.

Suelo bailar cada noche contigo,
suelo despertar en el invierno frío...

3 comentarios:

Mick dijo...

Ouch

Leo dijo...

Milena Henn, la verdad que este posteo me llego bien adentro; me encanto lo que escribiste. Es muy... muy realista, sta genial.
Segui asi querida amiga. En unos añlos armamos un libro entre Caro, vos y yo. jaja

saludos amigasaaaa

geralma dijo...

muy bueno